jueves, 24 de mayo de 2018

Roquero solitario (Monticola solitarius), una hembra capturando lagartijas colilargas (Psammodromus algirus).


En mis recientes visitas al Parque Nacional de Monfragüe, estoy observando a una hembra de roquero solitario parece ser toda una especialista en la captura de lagartijas colilargas, actualmente se encuentra en plena cría y es muy frecuente ver tanto a la hembra como al macho llevando abundantes y frecuentes cebas entre las que predominan las orugas de varias especies que deben encontrar en las cercanías de su nido.

Pero esta hembra de roquero solitario, demuestra ser especialmente habil en la captura de lagartijas colilargas y las capturas siempre se tratan ejemplares jóvenes pero de un tamaño ya considerable. En las cuatro últimas visitas que he hecho por la mañana, he podido observar a esta hembra con una lagartija en su pico, un día tras otro y la misma escena se volvía a repetir.

Mis visitas a este lugar de Monfragüe no suelen ser demasiado largas, rara vez más tiempo de una hora y media, pero en los últimos días han sido casí siempre a la misma hora, en cuatro ocasiones he podido observar a esta hembra con portando una lagartija recien capturada con una sorprendente puntualidad, entre 11:05 las y las 11:20 horas, que es cuando el sol empieza a calentar esa parte del roquedo y las lagartijas empiezan a activarse y tomar los primeros rayos de sol, siendo precisamente a esas primeras horas más fáciles de capturar.
 





En la fotografía se puede apreciar al macho en su cantadero y a la hembra portando una lagartija colilarga.
Macho de roquero solitario en su lugar de canto habitual.


Macho de roquero solitario portando orugas de diferentes especies en su pico.

Macho de roquero solitario portando orugas de diferentes especies en su pico.

jueves, 10 de mayo de 2018

Águila imperial ibérica (Aquila adalberti), sobrevolando Trujillo y acosada por una cigüeña blanca.



Ayer por la tarde (09/05/2018), cuando regresaba a mi casa después de haber estado guiando en los llanos de Trujillo, pude observar la silueta de un águila de gran tamaño que pronto pude comprobar que se trataba de un ejemplar adulto de águila imperial y que al principio volaba muy bajo, como si hubiera intentado capturar algo.

Me llamó mucho la atención el comportamiento de una ciguieña blanca (Ciconia ciconia) que procedente de un nido cercano con pollos de corta edad, seguía y trataba de molestar y alejar al águila imperial, dando varias pasadas a corta distancia del águila y emitiendo un único chasquido con el pico, algo así como un "clak", cuando más cerca pasada del águila.

He visto en varias ocasiones las reacciones de las cigüeñas blancas ante la presencia de grandes águilas como el águila real o el águila imperial o incluso con búho real cuando están cerca de sus colonias de cría. En aquellos casos, la cercanía del ave que consideraban peligrosa para la colonia, desencadenaba una reacción simultanea de crotoreos en todas la colonia, supongo que con l finalidad de intimidar a la rapaz. Pero lo observado ayer, resultoó muy curioso, tanto por el lugar como por la reacción de la cigüeña blanca. Además, dada la cercanía de la colonia de cernícalos primillas, estos estaban también en alerta, volando y emitiendo sus característicos sonidos de alarma, pero con una intensidad mucho menor que cuando se trata de un águila calzada, las más pequeña de nuestras águila pero mucho más temida por los primillas.Está claro que cada una de las aves que crían dentro del casco urbano de Trujillo, saben identificar muy bien a quienes pueden ser sus enemigos naturales.

Como fue algo tan rápido, pude sacar algunas fotos testimoniales, la primera está echa a través de la ventana del coche, de ahí su baja calidad y en la tercera fotografía, además del águila y la cigüeña, se puede observar un cernícalo primilla.




domingo, 22 de abril de 2018

Aguilucho cenizo (Circus pygargus), un macho de morfo oscuro en los llanos de Trujillo.

 
El morfo oscuro en el aguilucho cenizo, es quizás es poco conocido por muchos observadores de aves, pero no es del todo infrecuente y cada primavera podemos observar varios ejemplares que van desde formas intermedias como este ejemplar, hasta individuos totalmente negros o melánicos.

Los periodos en los que más ejemplares de este tipo encontramos es en abril, antes de iniciar la cría y en agosto y septiembre coincidiendo con los pasos migratorios primaveral y postnupcial.

En este caso se trata de un ejemplar que está muy aquerenciado en una zona concreta y lo estamos observando en muchas de las rutas ornitológicas que ofrecemos en los llanos de Trujillo.

viernes, 30 de marzo de 2018

El cortejo de la avutarda, tensiones y enfrentamientos entre machos.


Dos machos adultos de avutarda en actitud desafiante, uno frente al otro.
Ayer por la mañana 29/03/2018 durante la ruta ornitológica de Iberian Nature en los llanos de Trujillo.

Pudimos observar a un grupo de 10 machos de avutarda, que por momentos realizaban sus exhibiones de cortejo, como tan pronto se relajaban y pastaban tranquilaquente.

El momento más llamativo ha sido cuando dos machos de gran tamaño que llevabán más de 10 minutos uno frente al otro en actitud desafiante, han empezado a pelearse, con empujones y algún intento de picotazo, hasta el punto de que otros machos que se encontraban en las cercanías se apróximaron rápidamente. 

En los videos que he puesto bajo las fotografías, se puede ver tanto un momento de la pelea como la actitud desafiante de los dos grandes machos, uno frente al otro, toda esa situación de tensión se prolongó durante casi 15 minutos.

En las próximas dos semanas, los grupos de machos empezaran a separarse y realizarán las exhibiciones de forma individual y más repartidos por el llano, será cuando empiecen las interacciones con las hembras y el periodo de cópulas.








jueves, 29 de marzo de 2018

Momento de dispersarse: El inicio del cortejo del sisón (Tetrax tetrax).

Sisón (Tetrax tetrax), macho adulto con plumaje nupcial en su cantadero.

Poco a poco, parece que los grupos invernales de sisón se dispersan y los machos con su plumaje nupcial están empezando a volver a sus cantaderos.

Está mañana, durante una ruta ornitológica de IBERIAN NATURE, hemos podido observar 4 machos adultos de sisón en algunos de sus cantaderos, estaban todavía muy parados, ya que solo hemos oido emitir su característica llamada a uno de ellos e incluso otro sisón que estaba también en su cantadero, todavía no tenía completo el plumaje nupcial en su cuello y se apreciaban amplios vestigios del plumaje pardusco invernal.

Por ultimo, en otra zona he visto una bandada de sisones en vuelo, eran 15 en total y podido comprobar que al menos había nueve machos, que tenían el plumaje nupcial en diferente grado de desarrollo.

Nos encontramos en un momento muy interesante, asistiendo a la dispersión de los grupos invernales y la vuelta de los machos a sus cantaderos.

Grupo de sisones en vuelo, mas de la mitad son machos que todavía no se han separado de los grupos invernales, donde también se encuentran hembras adultas y jóvenes.

Sisón (Tetrax tetrax), macho en uno de sus cantederos habituales, al observarlo con el telescopio, pude apreciar que todavía no tenía totalmente formado el plumaje nupcial que cubre su cuello.

viernes, 23 de marzo de 2018

Cernícalo primilla (Falco naumanni) con leucismo observado en Trujillo.


Ayer por la tarde (22/03/2018) pude fotografiar a este macho adulto de cernícalo primilla (Falco naumanni) en Trujillo. Como podéis observar, presenta un plumaje un tanto atípico, ya que se trata de un caso de leucismo.

El leucismo es uno de los tipos de aberraciones cromáticas que se pueden observar con mayor frecuencia en las aves, responde a un error heredado en la deposición de las melaninas, lo que da lugar a la aparición de plumas blancas en cualquier parte del plumaje.La presencia  y extensión de plumas blancas puede ser muy variable desde unas pocas plumas hasta la totalidad del plumaje del ave.

Se trata del único ejemplar de cernícalo primilla en el que he observado un caso de leucismo y en este ave la presencia de plumas blancas estaba especialmente extendido por la cabeza, pecho donde resulta especialmente llamativa la total carencia de moteado, también afecta a  gran parte de las alas, donde la banda gris-azulada que habitualmente presentan los machos adultos de cernícalo primilla se había visto sustituida totalmente por plumas blancas, además de otras plumas blancas repartidas por la parte superior del ave.

Este macho fue observado por primera vez en Junio de 2017 en el silo de Trujillo, lo observé por primera vez  asomándose a un nidal donde una pareja muy tardía había iniciado la puesta que posteriormente no concluyó con éxito, a este macho leucístico solo se le observó en un par de ocasiones la pasada temporada de cría. Pero este año, a pesar de que todavía no está emparejado, ha acudido muy pronto a la colonia, ya que le llevo observando desde hace casi tres semanas y se encuentra muy aquerenciado a unos nidales concretos, por lo que si todo le va bien, quizás este año se quede a criar y podamos observarlo a lo largo de toda la primavera.
 



lunes, 19 de marzo de 2018

Tarde de sisones y avutardas


Ayer tuvimos una buena tarde de avutardas, sisones y otras aves en los llanos de Campo Lugar.

Empezamos la tarde visitando una colonia de cernícalos primillas, ya que esta especie está presente en algunos de los pequeños pueblos del entorno y en algunos cortijos que están dispersos por los llanos. Nos entretuvimos un buen rato viendo a los cernícalos hacer sus vuelos circulares sobre la colonia, asomándose a las oquedades donde anidan e incluso algunas de las primeras cebas de cortejo que observo tras la vuelta de estos pequeños falcónidos de sus zonas de invernada. Todo ello, al mismo tiempo que íbamos observando otras aves cercanas como abubillas, mochuelos y algún cernícalo vulgar.

Una vez en los llanos, con la vista puesta en las esteparias, fuimos parando cada cierto tiempo en aquellos lugares donde suelen encontrarse las avutardas, sisones, ortegas y otras aves del llano. No tardamos en encontrar a las primeras avutardas, primero 2 hembras que aunque estaban muy lejos, pudimos observar con detalle a través del telescopio, también una pareja de perdiz roja que andaban por una zona de afloramientos de pizara y una pareja de mochuelos que estaban perfectamente camuflados entre las piedras de un majano.


Minutos después, vimos otro grupo de 14 avutardas que resultaron ser todas hembras, ya que en estas fechas, los grupos se encuentran separados por sexos, antes del cortejo y del periodo de cópulas. Mientras observábamos a este grupo de avutardas, pudimos ver volar a algunas rapaces como aguilucho lagunero y un precioso macho de aguilucho pálido.

Seguimos adelante y encontramos al primer grupo de machos de avutarda de la tarde, eran un total de 16 machos adultos, que estaban muy agrupados, con un espectacular plumaje nupcial y algunos de ellos estaban haciendo sus exhibiciones, parecían grandes bolas blancas que se veían en la distancia.

Desde el mismo punto de observación, encontré un grupo de 17 sisones entre los que pude distiguir a varios machos que ya estaban desarrollando su plumaje nupcial, unos más avanzados que otros pero su comportamiento era todavía el de un típico grupo invernal.

Siguiendo con nuestro recorrido, nos paramos en un lugar desde donde se podía observar una amplia extensión del llano, desde este punto pudimos observar un numeroso grupo de unos 170 chorlitos dorados y un segundo grupo de 28 sisones, la sorpresa fue comprobar la atípica proporción de sexos que había en ese grupo, con un elevado número de ejemplares “tipo hembra”, entre los que además de hembras, también habría algunos jóvenes, pero la distancia a la que nos encontrábamos, no nos permitía afinar en ese detalle. Un poco más cerca de nosotros, pudimos encontrar otros 5 sisones (3 machos y 2 hembras) que se encontraban muy cerca de 3 hembras de avutarda.


Tras observar a las avutardas y sisones, cambiamos de lugar con hábitat propicio para buscar ganga ortega, en esta parada pudimos ver 4 ortegas, 2 alcaravanes y 4 mochuelos distribuidos en parejas.

Antes de terminar el recorrido de aves esteparias, fuimos a buscar un numeroso grupo de machos que suele concentrarse y formar un importante lek (zona de exhibición y cortejo), nada más llegar, allí encontramos a un grupo de 29 machos que tan pronto estabán alimentándose tranquilamente, como se agrapaban, exhibían y empazaban a caminar todos juntos a bastante velocidad con la cola levantada. Un comportamiento habitual en esta época del año, previo a la dispersión del lek y del inicio del periodo de cópulas.




Por último, fuimos al embalse de Sierra Brava, donde con la última luz de la tarde, pudimos observar al ejemplar de gaviota tridáctila que se viene observando en este lugar desde hace algunos días, se trata de un ave que habitualmente se encuentra en alta mar pero que las intensas borrascas de las últimas semanas deben haberla arrastrado hacia el interior, permitiéndonos disfrutar de esta especie considerada una rareza en Extremadura.
 
Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla).Observada en el mbalse de Sierra Brava (Cáceres).

viernes, 9 de febrero de 2018

Observa FIO Trujillo 2018

Los próximos día 17 y 18 de Febrero (fin de semana previo a la FIO), con motivo del programa de actividades "Observa FIO"que se realizará en Trujillo. 

Estaré guiando tanto el sábado como el domingo dos rutas de observación de aves por el casco antiguo de Trujillo y la zona de extramuros.


El programa completo se puede consultar a continuación (pulsa sobre la imagen para ampliar):



jueves, 1 de febrero de 2018

Presencia y consolidación de una pareja de cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), en los silos de Trujillo.




Desde mediados de enero estoy observando la presencia frecuente de una pareja de cernícalos vulgares en la zona de los silos de Trujillo, se trata de una pareja que llevo detectando y que conozco en la zona desde la primavera de 2016, cuando el macho mostraba su característico plumaje de segundo año.

Enlace de interés: http://iberian-nature.blogspot.com.es/2016/09/cernicalo-vulgar-falco-tinnunculus-en.html


Macho de cernícalo vulgar con plumaje de 2º año de calendario fotografiado en Febrero de 2016. Cuando detecté la presencia de esta nueva pareja de cernícalo vulgar en los silos de Trujillo.
Cernícalo vulgar, muy posiblemente el mismo macho pero con plumaje adulto en Febrero de 2017.


El pasado año 2017 por estas fechas mi espectación era muy grande, ya que cabía la posibilidad de que esa joven pareja se estableciera y criase por primera vez en alguno de los dos silos, dos edificios que acogen a varias decenas de parejas de cernícalo primilla, sin duda la mayor colonia de esta especie que hay en Trujillo en la actualidad.

Finalmente, en la primavera de 2017 esa pareja de cernícalo vulgar se reprodujo y consiguió criar a 5 pollos que se desarrollaron perfectamente volaron sin problemas.

Desde que acabaron la cría y los jóvenes se dispersaron en Julio, los adultos han estado muy discretos en los últimos meses, ya que aunque no han llegado a marcharse del todo como hicieron los cernícalos primillas hace algunos meses, es cierto que han tenido periodos más o menos largos en los que han estado ausentes. Además, algunas de las observaciones que he tenido de cernícalo vulgar en los silos en los últimos meses, perfectamente podrían corresponder a ejemplares invernantes o de paso.

Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), el macho posado sobre un viejo tejado de una construcción situada a escasos 400 metros del silo SEMPA en Trujillo. 



Llegada esta fecha, observo muy claramente que la pareja que el año pasado crío en uno de los silos, está de vuelta y tiene una presencia diaria y regular en su territorio de cría, utilizando sus posaderos preferidos, durmiendo en su lugar habitual en uno de los edificios al igual que el año pasado, utilizando posaderos habituales en su cercana zona de caza, volando juntos con frecuencia sobre los edificios e incluso mostrando ya algo de territorialidad.


A continuación una secuencia de fotografías tomadas durante el final del invierno y la primavera de 2017 que sirven para documentar gran parte del periodo de cría de esta pareja de cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) que se reprodujo con éxito integrada en una numerosa colonia de cría de cernícalo primilla (Falco naumanni):


Febrero y Marzo de 2017

El macho se afana en asomarse a los numerosos nidales instalados para favorecer a la colonia de cernícalos primillas, muestra preferencia por los más espaciosos y con mayor entrada, precisamente los que los primillas no habían usado en temporadas anteriores.

Esos grandes nidales también son utilizados como posadero desde donde llama a la hembra ofreciéndola alguna "ceba de cortejo" generalmente consistente en algún micromamífero  o pajarillo.
Se observó la primera cópula el 17/02/2017.




Cernícalo vulgar macho utilizando como posadero uno de los nidales a muy poca distancia de un nido ocupado de cernícalo primilla en el que se observa a la hembra  de cernícalo primilla asomando la cabeza.
Cernícalo vulgar, macho a la entrada del nidal.

Cernícalo vulgar, hembra sobre un nidal.

Cernícalo vulgar, macho en uno de sus posaderos.

Cernícalo vulgar, macho en uno de sus posaderos.


Varios cernícalos primillas y el macho de cernícalo vulgar sobre el canalón.


Cebas de cortejo:

En el periodo de cortejo y previo a la puesta es frecuente que el macho aporte numerosas "cebas de cortejo" a la hembra, la mayoría de las presas aportadas eran ratones, topillos y algún gorrión.


Macho de cernícalo vulgar sobre el canalón (derecha) y macho de cernícalo primilla sobre un nidal (izquierda).



Macho de cernícalo vulgar con un paseriforme desplumado llama a la hembra.


Se posa sobre el nidal con la presa y la hembra sale del nido.
  

 


La hembra coge la presa pero el macho todavía la sujeta con el pico.

 


El macho levanta el vuelo tras haber entregado la presa a la hembra.


Presencia de pollos ya emplumados el 20 de Junio de 2017:

El día 20 de Junio de 2017 se pudo confirmar el número total de 5 pollos, al estar muy emplumados esperando las cebas de los adultos desde el exterior del nidal.