sábado, 12 de enero de 2019

Observaciones de grullas anilladas cerca de Trujillo (12-01-2019)

 

Esta mañana hemos estado haciendo una ruta de observación de aves en los llanos y dehesas cercanos a Trujillo.

Muy cerca de Aldea del Obispo, hemos encontrado dos grullas que portaban anillas de PVC. Una de ellas procede de Alemania y la otra de Polonia.
La grulla anillada que aparece en las fotos es la de origen Alemán, nacida en 2015 y anillada cuando era un pollo. Cuenta en su historial muy extenso habiéndose registrado cerca de Puebla de Obando en varias ocasiones.

La otra grulla que hemos identificado y de la que no tengo foto, es de origen polaco y que nació en 2017 y por tanto ya está en su segunda invernada en Extremadura, parece haberle gustado nuestras dehesas, ya el año pasado estaba muy aquerenciada a una zona a donde la he vuelto a observar hoy.





miércoles, 9 de enero de 2019

Alimoches (Neophron percnopterus), invernantes en Extremadura



A menudo, cuando hablo de los alimoches invernantes en Extremadura durante alguna de mis rutas, puedo ver alguna cara de sorpresa o extrañeza, lo cual es normal, pues al alimoche siempre lo hemos considerado un ave de marcado carácter estival.

El pasado fin de semana, (en la tarde del 05/01/2019), le hicimos una visita a los alimoches invernantes del centro-oeste de la provincia de Cáceres, en la comarca del Valle del Alagón.

En esta ocasión, pudimos observar un total de 23 ejemplares haciendo recorridos por la zona y parando desde oteaderos. La mayoría de los que observamos eran adultos, con un total de 16 ejemplares, 2 juveniles y 5 inmaduros-subadultos (2-4 años).

La invernada del alimoche en esta zona de la provincia de Cáceres es algo único en Europa, aunque existen también observaciones más puntuales en áreas cercanas como Monfragüe y la zona de Trujillo y en el pasado en otros lugares de la península ibérica, en realidad son muy pocos lugares donde se puede observar algún ejemplar invernante y en ningún caso en un número tan elevado como en esta zona.

Todo esto, dejando al margen a las poblaciones insulares de alimoches que son residentes en los archipiélagos de Baleares y Canarias






domingo, 6 de enero de 2019

Fotografiando avocetas en una jornada de observación de limícolas

Avoceta común (Recurvirostra avosetta).

Observada hoy 06/01/2019 en los regadíos de Santa Amalia (Badajoz), había una pareja de avocetas que se mostraban bastante confiadas y nos han permitido tomar algunas fotos. Supongo de debe tratarse de las mismas avocetas que observé hace ya más de una semana en el mismo lugar.

Ademas de las avocetas, ha resultado ser un día muy productivo observándo limícolas en toda el área de las Vegas Altas del Guadiana, con un total de 16 especies diferentes de limícolas observadas, entre las que destacaría algunas como zarapito real, aguja colinegra, archibebe oscuro, archibebe claro, archibebe común, combatiente, grandes bandadas de correlimos comunes y algunos correlimos menudos, chorlitejo chico, chorlitejo grande y chorlitejo patinegro entre otras limícolas.

Además de las limicolas, hemos tenido observaciones muy buenas de las numerosas grullas, grandes bandadas de ánsares, grupos de decenas de moritos y rapaces como el elanio común, águila perdicera, aguilucho lagunero y agilucho pálido y un esmerejón.

Todo ello, sin olvidarnos de pequeños paseriformes invernantes en el arrozal como el ruiseñor pechiazul, bisbita alpino o escribano paluste.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Comida de otoño - Las grajillas y su aprovechamiento de las bellotas en Trujillo.


Estamos a finales de Noviembre, momento en que las encinas del berrocal de Trujillo, van dejando caer sus bellotas maduras o todavía las mantienen en el arbol más o menos próximas a la maduración,

Son muchas las aves que aprovechan en mayor o menor medida la cosecha de bellotas que se da por estas fechas. Pero hoy, me he fijado en este bello corvido con sus partes de color gris ceniza de la nuca, sus reflejos e irisaciones azuladas en sus alas, sus ojos llamativamente claros en los adultos o azules en los jóvenes, es también un ave inteligente, muy social y oportunista que tiene una dieta con grandes variaciones a lo largo de año.

Es un córvido muy gregario que habita en algunos de nuestros pueblos y ciudades,donde se puede decir que todavía es común, pero es cierto que su numero ha descendido bastante en los últimos años, ya no se ven las bandadas que se veian antes e incluso algunas colonias del entorno de Trujillo han desaparecido.

Pues esta tarde, le dedicado un rato a observar a este ave que veo a diario, pero que por común y algo de mala fama, por supuesto injustificada, no despierta el interés que despiertan otras especies de aves que habitan dentro de los nucleos urbanos.
Grajilla tratando de abrir con su pico una bellota que sujeta con sus patas.

Y como es tiempo de bellotas, las grajillas lo saben perfectamente y no dudarán en aprovechar las de aquellas encinas del entorno de Trujillo cuyos frutos están en plena maduración o ya han caido al suelo. En sus salidas por los alrededores las recolectan de una en una y frecuentemente vienen portándolas en su pico hasta las iglesias y palacios donde tienen sus colonias o dormideros Una vez allí, buscan una superficie dura, a veces con algo de hendidura, donde las sujetan entre sus patas y las golpean repetidas veces con su poderoso pico a modo de yunque, así, tras varios intentos consigen abrir la cascara, pelándolas por un lado para poder aprovechar las nutrivivas bellotas.
Varios restos de bellotas de encina recogidas al pie de un edificio donde suelen congregarse las grajillas.
Si nos fijamos al pie de esos antiguos edificios que albergan a las grajillas, podremos encontrar numerosos restos de bellotas, ya comidas en mayor o menor grado, en ocasiones, al transportar la bellota en su pico durante el vuelo, se les deja caer o bien cuando intentan abrirlas a picotazos, se les escapan intactas y tendrian capacidad para germinar si cayeran en el sus trato adecuado. Viendo esto, me pregunto por el papel que tendrán estos tan a menudo poco apreciados "pajaros negros" en la dispersión de las semillas. ¿os habéis fijado alguna vez en aquellas higueras que crecen entre muros o al lago de castillos o grandes edificios antiguos? ¿No tendrá la grajilla y su costumbre de llevarse la comida a casa algo que ver?

A continuación un video tomado a pulso en el que aparece una grajilla tratando de abrir una bellota:
 

lunes, 19 de noviembre de 2018

Dormideros avión roquero en Trujillo con presencia de avión común y golondrina daurica a mediados de noviembre.


Esta tarde he estado observando un dormidero de avión roquero (Ptyonoprogne rupestris) , junto con golondrinas dauricas (Cecropis daurica) y aviones comunes (Delichon urbicum) repartidos en algunos edificios de la Plaza Mayor de Trujillo.

En los últimos días, he notado un incremento en el número de aviones roqueros que se observan en Trujillo, especialmente entre los que integran el dormidero que han ubicado en algunos edificios de la plaza mayor.

Incluso en pleno mes de noviembre, hacer un paseo observando a ves en el interior de un nucleo urbano puede depararnos observaciones interesantes.Ya que entre los más de 50 aviones roqueros que integran el dormidero de la plaza mayor, he podido comprobar la presencia de otros dos hirundínidos que carácter estival que en bajo número, permanecen asociados a los mucho más numerosos aviones roqueros que están presentes durante todo el año.

En este caso he podido observar 5 golondrinas dauricas y 2 aviones comunes en un dormidero de unos 50 aviones roqueros.

Grupo de aviones roqueros (Ptyonoprogne rupestris), sobre uno de los escudos de la Casa de la Cadena en la Plaza Mayor de Trujillo.


Aviones roqueros (Ptyonoprogne rupestris) junto a dos aviones comunes (Delichon urbicum) observados en un dormidero de avión roquero situado en la plaza mayor de Trujillo.

Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris) junto a una golondrina daurica (Cecropis daurica).

Golondrina daurica (Cecropis daurica).





jueves, 6 de septiembre de 2018

La acequia de las aves exóticas


El pasado 03/08/2018 dando un paseo para observar aves en una zona de arrozales con numerosas acequías cubientas de eneas, pude observar un ejemplar macho de Tejedor amarillo u obispo coronigualdo, como también se le conoce.

Estuve durante un rato observando a este macho y mostraba un comportamiento claramente territorial, cambiando continuamente de posadero pero utilizando casi siempre los mismos y realizando rápidos vuelos de exhibición por la zona, volviendo siempre a sus posaderos.

En uno de esos vuelos de exhibición, pude comprobar como perseguía a gran velocidad a dos hembras de su especie que cruzaron volando su territorio y parecían dirigirse a un arrozal cercano, también tuve la oportunidad de fotografiarlo más relajado mientras se alimentaba junto a una parcela de arroz cercana.

Ayer 05/09/2018 volví por la zona y seguía allí, en su territorio y mostrando su comportamiento de cortejo habitual, volví a ver dos hembras, pero una de ellas parecía estar claramente emparejada y entraba continuamente a la masa de eneas donde solía estar el macho en actitud terririal.

Me temo que el tejedor amarillo, una especie de origen subsahariano que fue introducida artificialmente y es considerada como una especie invasora, prosigue su imparable expansión por los arrozales situados a lo largo del Guadiana y como era de esperar, en poco tiempo parece que ha llegado a una de mis zonas de campeo habitual en las Vegas Altas del Guadiana.

La zona donde lo observé, está situada entre el pueblo de Vegas Altas y Madrigalejo (Cáceres), pero están actualmente en el término municipal de Navalvillar de pela (Badajoz). Sospecho que no deben ser los únicos y que debe haber más por la zona, ya que son miles de hectareas de hábitat favorable y yo lo he localizado en una de mis paradas dentro de mis recorridos habituales por la zona.

La acequia donde los encontré, bien podría llamarla la acequia de las aves exóticas, pues desde un mismo punto de observación, puedes observar estrilda común (Estrilda astrild) y bengalí rojo (Amandava amandava). Ambas son especies introducidas que en su día llegaron a Europa como aves de jaula.La primera de origen africano y la segunda de origen asiático.














martes, 4 de septiembre de 2018

Observación de posible híbrido entre gorrión común y gorrión moruno en una colonia mixta sobre nido de cigüeña blanca.


El gorrión de la fotografía muestra rasgos intermedios entre ambas especies, fue observado el 02/06/2018 en una colonia mixta donde crían las dos especies de gorriones.

En el caso observado, la mencionada colonia mixta se ubica sobre un nido de cigüeña blanca de grandes dimensiones construido sobre un poste en medio de una dehesa de encinas, ese nido acoge una numerosa colonia de gorrión moruno, pero también a dos parejas de gorrión común, por lo que podemos considerarlo una colonia mixta. A menos de 50 metros había una construcción artificial que albergaba una colonia en la que se observaron exclusivamente gorriones comunes.

Resulta muy llamativa la tendencia del gorrión moruno (Passer hispaniolensis) a formar colonias de tamaño variable entre las estructuras del grueso ramaje de los grandes nidos de cigüeña blanca, este curiosa asociación también la he observado en nidos de rapaces como el milano negro, águila calzada, busardo ratonero e incluso águila imperial entre otras rapaces, unas veces entre la estructura del nido pero también construyendo sus característicos bolsones de hierba seca en las ramas cercanas al nido.

En el caso del gorrión común, también he observado este comportamiento de criar entre las estructuras de grandes nidos, pero el número de especies "hospedadoras" a las que aparece asociado es mucho menor, ya que el gorrión común suele estar más presente en áreas más humanizadas y los grandes nidos que encuentran habitualmente son los de cigüeña blanca que a menudo se asientan sobre edificios u otras construcciones artificiales

Posible híbrido entre gorrión moruno y gorrión común, mostrando características intermedias entre ambas especies.


Posible híbrido entre gorrión moruno y gorrión común, mostrando características intermedias entre ambas especies.
Nido de cigüeña blanca de grandes dimensiones que alberga a la colonia mixta de gorriones.
Machos de ambas especies en la colonia mixta sobre un mismo nido de cigüeña blanca. Macho de gorrión moruno (Passer hispanilensis) a la izquierda y macho de gorrión común (Passer domesticus) ,a la derecha.


Macho de gorrión moruno (Passer hispaniolensis), observado en la colonia.

Macho de gorrión común (Passer domesticus), observado en la colonia.
Pareja de gorrión moruno (Passer hispanilensis).

lunes, 3 de septiembre de 2018

Buscando al acentor alpino en la Sierra de Gredos

Acentor alpino (Prunella collaris), fotografiado en el Circo de Gredos el 24/07/2018.

Los días 23 y 24 de Julio, estuve recorriendo algunas zonas de alta montaña en la Sierra de Gredos, uno de mis objetivos era conseguir observar y fotografiar a alguno de los escasos acentores alpinos del Sistema Central.

Este año, a finales de Julio, todavía quedaban en la montaña muchos más neveros que en años anteriores por estas fechas, algunos de esos neveros, todavía eran de grandes dimensiones, lo cual me hacía pensar que podría ser un buen año para intentar buscar al acentor alpino en plena época de cría en la Sierra de Gredos, donde es un residente muy escaso y localizado y su reproducción, ya de por si escasa, se podría ver condicionada de forma que verano fríos con mayor persitencia de neveros, fueran más favorables para la reproducción de este ave de alta montaña.

La inmensidad de parajes como el Circo de Gredos, el Gargantón o el Circo de las Cinco Lagunas, hace que al plantearte buscar a un ave de pequeño tamaño entre pedreras, neveros, matorral y prados de montaña, asumas que no será una tarea facil.

Así que con mucha paciencia, me dediqué a revisar el terreno con los prismáticos a bastante distancialo y la verdad es que tuve que dedicar bastante tiempo a mirar hacia esos neveros, ya que era donde consideraba que tenía más posibilidades de encontrarlos al tener una detectabilidad mayor al tratarse de un ave que se mueve sobre una superficie blanca y limpia que si se mueve entre piedras, pastos y matorral, ya que un ave de ese tamaño, con una densidad tan baja en medio de esas extensiones de pedreras y praderas de la Sierra de Gredos, no es nada facil de localizar.

Finalmente, tras un buen rato de busqueda, conseguí localizar dos ejemplares a mucha distancia que estaban andando sobre un nevero, por lo que decidí acercarme hasta allí. En la subida me pareció ver otro acentor volando ladera abajo, hacia las praderas, pero no tuve tiempo suficiente para confirmarlo.

Al llegar hasta los neveros, busqué un lugar con buena visibilidad y tras unos diez minutos de espera, uno de los acentores volvió a aparecer, llegando a mostrarse muy confiado, como suele ser habitual con esta especie de montaña. 

La verdad es que pude disfrutar de su observación dirante bastante tiempo, lo que me permitió tomar algunas fotografías, en ocasiones se ausentaba bastante tiempo, andando entre piedras, bajo neveros o en lugares donde desde mi posición, la visibilidad no era buena. Finalmente voló ladera abajo, hacia unas praderas hacia donde me había parecido ver a otro volar anteriormente. Tras un rato de espera sin nuevas observaciones, decidí bajar y buscarlo sin exito en las prados de montaña hacia donde lo había visto volar.

Volví satisfecho con las observaciones y las fotografías que había podido sacar, pero dada la fecha, me preguntaba continuamente si serían individuos reproductores o no. Finalmente tuve que quedarme con esa duda sin resolver, pues en todo el tiempo de observación, no había odetectado ningún indicio que pudiera sugerir o confirmar que pudieran estar criando en la zona, no ví y oí cebas, no les vi transportar comida ni material, nada que sirviera para confirmar que estuvieran criando.

Acentor alpino (Prunella collaris), un ejemplar adulto observado sobre un nevero en el Circo de Gredos.


Acentor alpino (Prunella collaris), un ejemplar adulto observado alimentándose de insectos sobre un nevero en el Circo de Gredos el 24/07/2018.


Zona de pedreras con neveros donde observé a una pareja de acentores alpinos el 24/07/2018.

El día 21/08/2018 tuve la grata sorpresa de observar un joven acentor alpino a solo 200 metros de donde casi un mes antes observé a la pareja de adultos sin poder confirmar ningún indicio de cría. 

Este ejemplar joven se movía perfectamente por la zona y se alimentaba con total normalidad, en esta ocasión, no observé a ningún ejemplar adulto. Dada la poca distancia entre la observación de este joven y la observación de una pareja de adultos solo 27 días antes, me hace pensar que finalmente, este año, parece que ha habido acentores alpinos criando con exito en el Circo de Gredos.Ya que mediados de Agosto es un fecha muy temprana para que acentores procedentes de poblaciones más numerosas se desplacen tras la cría, algo que en teoría suele suceder a partir de Octubre, por lo tanto, me inclino a pensar que se trata de un ejemplar joven nacido en la Sierra de Gredos.

Acentor alpino (Prunella collaris), un ejemplar joven observado el 21/08/2018 en el Circo de Gredos.

Acentor alpino (Prunella collaris), un ejemplar joven observado el 21/08/2018 en el Circo de Gredos.

Acentor alpino (Prunella collaris), un ejemplar joven observado el 21/08/2018 en el Circo de Gredos.