viernes, 4 de septiembre de 2020

Una "Chicharra alicorta", de la especie Platystolus martinezii alimentándose de la carroña de un musgaño enano (Suncus etruscus).

 
 
Una enorme hembra de "Chicharra alicorta", de la especie Platystolus martinezii alimentándose de la carroña de un musgaño enano (Suncus etruscus), al parecer, el mamífero más pequeño del mundo según algunas guías de mamíferos de reciente publicación.
 
Sabemos que en la naturaleza nada se desperdicia, eso no es nada nuevo, pero no evita que en nuestras salidas al campo, nos encontremos con escenas algo impactantes como esta que os muestro hoy.

Las fotografías fueron tomadas el 28-07-2020 en un camino de tierra en los llanos al norte de Trujillo, una zona de pasto y retamar donde alguna otra ocasión ma había encontrado con algún mugaño vivo, pero esta vez lo que me encontré fue un cadaver del pequeño mamífero y enorme insecto alimentándose de la carroña.
 



 
Al ver aquello, saqué rápidamente mi cámara y tomé algunas fotos las imágenes me parecían muy llamativas e impactantes y no quería perder ni un solo detalle, además de ser una observación muy interesante para documentar la presencia de un pequeño mamífero que aunque parece común y extendido, se sabe más bien poco.

La "chicharra alicorta", al sentirse molesta por mi cercanía con la cámara, empezó a arrastrar el cadaver del musgaño y sujetándolo con sus fuertes mandíbulas, empezó a trepar a unos cardos con su presa a cuestas, para acomodarse entre las ramas espinosas y poder seguir comiendo con tranquilidad.

Espero que las imágenes que comparto, os llamen tanto la atención como lo hicieron conmigo.

 

domingo, 9 de agosto de 2020

Ruiseñor pechiazul (Luscinia svecica), un joven de este año observado el día 30/07/2020.

Nunca había tenido la suerte de fotografiar un joven de pechiazul con el plumaje en esta fase entre los piornales de la Sierra de Gredos.

En la fotografía se puede apreciar que está mudando su plumaje juvenil y empieza a aparecerle algo de la coloración azul bajo la base del pico, así como el pecho de color anaranjado.

Al verlo, no pude evitar que los restos de plumaje moteado de juvenil me recordasen a los juveniles de petirrojo o de ruseñor común, solo que en este caso más pálido, con lista supeciliar y con la base de la cola anaranjada y con el mismo diseño que en los adultos de su especie.

En la zona pude observar varios juveniles más y también algún adulto, pero en este caso los adultos eran mucho más desconfiados que los ejemplares jóvenes que además, ya eran totalmente independientes.

Lagartija verdosa (Podarcis virescens), el mismo ejemplar, encontrado, fotografiado y reconocido un año después.

Lagartija verdosa (Podarcis virescens).

Berrocal de Trujillo. 08-08-2020

 
El mismo ejemplar, encontrado, fotografiado y reconocido un año después.
 
El días 08-08-2020, en una zona al norte del berrocal de Trujillo, observé fotografié un macho adulto de lagartija verdosa (Podarcis virescens), me gustó el ejemplar por presentar muy bien ciertos rasgos que son propios de su especie.
 
Al revisar a través de la pantalla de la cámara las fotos que iba sacando, me fijé en sus manchas del dorso y tuve la sensación de que ese ejemplar me sonaba bastante, así que al llegar casa, descargué las fotos y me puse a mirar en mi archivo fotográfico entre las decenas de ejemplares que tengo fotografiados del verano pasado y no tarde en encontrarle en mi archivo y reconocerle.
 
De las tres fotografías que subo, la segunda es del año pasado, en concreto del 15-08-2019 y la primera y la tercera son de hoy 08-08-2020, por lo tanto, casí un año después he vuelto a relocalizar, fotografiar y reconocer al mismo ejemplar gracias a la forma y distribución de algunas de sus manchas.
 
Quizás sea una buena forma para reconocer a ejemplares ya totalmente adultos donde estas marcas varían poco, habría que mirarlo. Este macho era muy territorial y no se ha movido casi nada desde el lugar donde lo fotografié por primera vez.
 
Ampliad las fotos que aparecen a continuación y mirad con detalle las marcas que señalo con la línea y dentro del recuadro rojo.
 
Lagartija verdosa (Podarcis virescens).
Berrocal de Trujillo. 15-08-2020
Lagartija verdosa (Podarcis virescens).
Berrocal de Trujillo. 08-08-2020
 
 
 

domingo, 2 de agosto de 2020

La irresistible curiosidad de la nutria


Hace casi una semana, el pasado 26 de Julio, mientras caminaba por la dehesa mucho antes de que saliera el sol, podía escuchar los sonidos de alarma de los rabilargos que estaban inquietos por mi presencia a esas horas tan raras para los humanos, también el característico "ladrido" del zorro mientras se retiraba de la orilla del río buscando la protección del matorral antes del amanecer, los reclamos de un par de andarrios grandes que vuelan río arriba en busca de lugares propicios para buscar comida.

Al llegar a una balsa del río con suficiente agua y abundantes cangrejos americanos, me fijo en unas ondas que produce algo con buen tamaño que me ha detectado antes de tiempo y se mueve bajo el agua, la estela de burbujas que va dejando en su transito bajo el agua la delatan como una nutria, así que me siento, me quedo inmovil casi conteniendo la respiración y preparo mi cámara para tratar de tomar una fotografía testimonial, en ese momento veo que la estela de burbujas cambia de dirección y veo que la nutria está girando bajo el agua hacia mi. 

Todavía es de noche y se ven algunas estrellas, pero espero quieto y la nutria aparece unos al momento, nos quedamos inmóviles observándonos por unos segundos y la nutria vuelve a sumergirse, vuelvo a seguir la estela de burbujas y la nutria vuelve a aparecer por un lateral, me observa desde otro angulo y se vuelve a sumergir, así hasta 4 o 5 veces hasta que la nutria dió por saciada su curiosidad, la nutria siguió su camino y yo el mío.

Anfibios y reptiles rescatados el 26-07-2020


El día 26 de Julio decidí amanecer en el campo, mi recorrido elegido no era ni mucho menos casual, me interesaba caminar a través de las dehesas hasta un paso canadiense ya sin uso, pero que a pesar de sus pequeñas dimensiones, debido a su ubicación cerca de un cauce y de un abrevadero de ganado, su foso es una auténtica trampa mortal para los anfibios y también reptiles que caen a su interior.

La pasada noche del día 24 de Julio, fue tormentosa y llovío bastante para la fecha, lo que provocó que muchos anfibios despertasen de su estivación o letargo veraniego y salieran en masa al exterior, a eso se debía mi sospecha, y no me confundí
.

El rescate de ayer consistió en lo siguiente:

- 16 Gallipatos (algunos adultos de gran tamaño, otros juveniles)
- 1 Tritón pigmeo (Triturus pigmaeus)
- 2 Sapillo pintojo ibérico (Discoglossus galganoi)
- 1 Sapo corredor (Epidalea calamita)
- 1 Sapo de espuelas (Pelobates cultripes), ejemplar adulto con síntomas de deshidratación.
- 3 Ranas comunes (Pelophylax perezi
- 1 Culebra viperina (Natrix maura), un joven.
- 1 Galapago leproso (Mauremys leprosa), este nació y poco después calló al foso, no hubiera tenido ninguna opción de sobrevivir, nació por segunda vez.


















Alguno de los ejemplares rescatados ya empezaba a mostrar algún síntoma leve de deshidratación.
Con un poco de suerte, serán los últimos en caer, ya que tomamos las medidas y tengo preparada una rampa de salida que está lista para ser instalada, al propietario de la finca le parece bien.

Después habrá que vigilar de vez en cuando que la rampa cumple su cometido adecuadamente.

Son cientos de estructuras así repartidas por el campo, no está mal que en nuestras salidas, hagamos pequeñas paradas para asegurarnos que ningun animal a caido en su interior, he llegado a sacar hasta varios erizos e incluso liebres.

martes, 28 de julio de 2020

Otro amanecer en los llanos


Mientras escribo esto, a cada minuto que pasa la claridad aumenta, una brisa fresca me hace estar muy cómodo mientras escucho a tres alcaravanes diferentes, un mochuelo a lo lejos, los trigueros, calandrias y cogujadas ya no cantan por estas fechas pero a primera hora es como si sintieran ganas de algo más que hacer un simple reclamo.

Ya son las 7:00, ahora ya mismo la luz me permite ubicar las siluetas de un grupo de avutardas en el rastrojos, una madrugadora hembra de aguilucho cenizo sale de su dormidero y pasa a pocos metros de mi, muy concentrada mirando al suelo en su vuelo rasante.
También tengo a la vista ya a dos grupos de ganga ibérica y de ganga ortega, están muy silenciosas pero empiezan a moverse, el momento de estas aves llegará más tarde.
Ya son las 7:15, un alcaudón real chilla y reclama desde una valla, luego me acercaré para ver que colección de bichos tienen pinchado en los espinos, ahora puedo oír al otro alcaudón, dos jovenes de alcaudón común se disputan algo en el interior de una retama, su repertorio de sonidos regañantes les delata.
Las 7:22 un enorme grupo de gorriones morunos irrumpe en la zona, vienen desde su dormidero a buscar grano suelto en el rastrojo, mientras tanto, ahora es una hembra aguilucho lagunero la que pasa por delante mía.
7:25 El sol asoma en el horizonte mientras un grupo de más de cien calandrias pasa volando, escucho y veo volar a una pareja de ganga ortega.
Ahora son las gangas ibericas las que se dejan oír, parece un grupo muy numeroso pero vuela a distancias muy lejanas, no llego a verlo, pero son un regalo para mis oídos.
7:31 El sol ya está totalmente fuera, me pongo en marcha. Que tengáis buen día. 
Nunca me cansaré de amanecer en los llanos.

sábado, 11 de julio de 2020

La enorme Argiope lobulada (Argiope lobata)

Ejemplar adulto (hembra).
Berrocal de Trujillo. 11-07-2020

En estas fechas ya voy encontrando los primeros ejemplares de la araña Argiope lobata, una especie relativamente común en verano, de gran tamaño y un marcado dimorfismo sexual, siendo las hembras hasta tres veces más grandes que los machos.
 
Hacia el final del verano se pueden encontrar ejemplares realmente espetaculares por su tamaño y las dimensiones de sus trampas de tela, sus trampas pueden medir más de 60 centímetros de diámetro y las suelen fijar de arbusto a arbusto en medio de pequeños caminos, entre las ramas de árboles, zarzas o incluso alambradas. En ellas son capaces de capturar diferentes tipos de insectos e inmovilizarlos envolviéndolos con los resistentes hilos que producen. 
 
Entre sus presas, destacan por su tamaño, algunas especies de saltamontes, grillos, escarabajos e incluso algunas mantis.
 

viernes, 10 de julio de 2020

En busca del chotacabras y de sus huellas

Chotacabras cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis), en esta fotografía, se puede apreciar con bastante detalle las vibrisas, que son plumas modificadas que hacen la función de pelos sensoriales en estas aves insectívoras nocturnas
 
Chotacabras cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis), varias fotografías de uno de los chotacabras observados en la noche  del 09-07-2020, en una pista de tierra cercana a Trujillo.
 
En la primera fotografía se puede apreciar con detalle las vibrisas, que son plumas modificadas que hacen la función de pelos sensoriales en estas aves insectívoras nocturnas.
 
En la última fotografía podréis ver un detalle de una de las pocas huellas de chotacabras que pudimos encontrar, era totalmente de noche, el ave marcaba muy pocas huellas pues además de tener un peso muy ligero parece preferir posarse sobre sustratos duros, compactos y pedregosos donde para un ave de estas características en dificil dejar huella.






Huellas de chotacabras cuellirrojo, el sustato duro y pedregoso, unido al escaso peso del ave, hace que fuera un lugar poco adecuado para encontrar huellas de mayor calidad.

Huellas de chotacabras cuellirrojo, el sustato duro y pedregoso, unido al escaso peso del ave, hace que fuera un lugar poco adecuado para encontrar huellas de mayor calidad.


martes, 7 de julio de 2020

Huella de alcaraván (Burhinus oedicnemus),en los llanos de Trujillo.

Recorrer a plena noche un camino seco y polvoriento en medio de los llanos de Trujillo, mientras escuchas a lo lejos al alcaraván, al chotacabrabras cuellirrojo y tratas de ser sigiloso en tus pasos para tratar de reconocer por el oido a los numerosos y variados ortópteros (saltamontes, langostas, grillos de matorral...), presentes en los llanos durante esta época del año, es algo que tiene su encanto.
 
 
Si además tienes la suerte de encontrarte una huella de alcaraván nítida y reciente, poder seguir su recorrido durante varios metros a un lado y otro del camino, colocando la linterna en horizontal y cerca del suelo para crear pequeñas sombras que ayuden a destacar los relieves de las huellas, mientras imaginas los movimientos que ha realizado el ave solo unos minutos antes de que hayas llegado a ese lugar, es todo un regalo y satisfacción. 
 
Es otra bonita forma de acercarse, percibir y sentir la naturaleza en unas condiciones en las que la nuestra visión queda muy limitada.
 
En realidad buscaba huellas de chotacabras cuellirrojo, pero se posaba en zonas con sustrato muy duro y al final encontre a las del alcaraván.

martes, 16 de junio de 2020

Langostas egipcias (Anacridium aegypticum), en un huerto ecológico.

 
 
Langosta egipcia (Anacridium aegypticum), una joven langosta en fase de larva sobre las hojas de una berenjena de mi huerto.
 
 
 
Las plantas están sanas y vigorosas, así que ante la presencia moderada de las jóvenes langostas egipcias, me dedico a sacar la cámara y disfrutar de su presencia. 
 
Los adultos de esta generación, no aparecerán hasta el próximo otoño y pueden mostar una gama de colores y tonalidades muy variadas, a menudo para ayudarlas a camuflarse imitando el sustrato sobre el que se asientan, así podremos encontrarlas de colores pardos, verdosos, amarillentos, grises e incluso rojizos, siempre con los ojos rayados en vertical y la presencia de una raya anaranjada en el dorso, que es visible también en los juveniles. 
 
Ejemplar adulto de langosta egipcia
 
Es una de las langostas más grandes de Europa, llegando algunas hembras a medir entre 65-70 mm, cuando son adultos destacan por ser capaces de volar largas distancias cuando son molestadas, aunque es relativamente facil acercarse a ellas, al ser una especie que parece confiar mucho en su capacidad de camuflaje.
 
Pasarán el invierno ya siendo adultos en estado de hibernación sobre la corteza de algun arbol, arbusto, poste de valla o algún otro refugio adecuado y volverán a retomar la actividad a la primavera del año que viene, cuando se aparearán y realizarán las puestas que darán lugar a la próxima generación que podremos observar en el verano del próximo año.

domingo, 9 de febrero de 2020

El retorno de los cernícalos primillas a Trujillo

Cernícalo primilla (Falco naumanni).

Aunque la fotografía es solamente testimonial, ha sido tomada esta misma mañana  (09-02-2020), en Trujillo (Cáceres). 

Se trata de un macho adulto posado sobre una de las chimeneas del Palacio de los Duques de San Carlos, lugar donde suele anidar cada año.

Desde hace algunos días, ya se observan algunos cernícalos primillas que han retornado a Trujillo, la primera semana de febrero es ya momento para que diferentes especies estivales se dejen ver por aquí, como cernícalos primillas, golondrinas comunes, aviones comunes e incluso críalo europeo en el cercano berrocal.

Esta mañana hemos podido observar un total de 6 ejemplares en diferentes lugares de Trujillo. Este macho de la foto, al igual que en años anteriores, suele ser uno de los primeros en observarse cerca de su nido, ya que parece que retornan antes aquellos cernícalos más veteranos que además suelen ser bastante fieles a sus lugares de nidificación.

Pronto empezaremos de nuevo con nuestras rutas guiadas de observación de aves urbanas.

viernes, 7 de febrero de 2020

Supervivientes al invierno y maestros del camuflaje.


Los últimos días de sol, con temperaturas más elevadas, han activado a numerosos insectos, en este caso, a dos especies diferentes de grandes ortópteros que suelen sobrevivir sin problemas al invierno aquí en la zona de Trujillo.


El primer ejemplar es una langosta egipcia (Anacridium aegyptium) y el segundo es una langosta migratoria en su variante verde.

En ambos casos, estas grandes langostas que llegan a rondar los 6 centímetros de longitud, son también unas expertas en el camufrlaje, ya que mientras la primera especie mencionada, la langosta egipcia, que curiosamente luce una coloración rojiza, algo inusual en su especie y como además, es de comportamiento más arboreo, ha pasado gran parte del otoño e invierno refugiada entre la ramas secas y rojizas de un seto formado Cupresus arizonica donde solo ha sido vista algunos días soleados cuando sale a tomar el sol sobre la pared.
 

Por otra parte, el segundo ejemplar, es una langosta migratoria, que fue observada el mismo día (03-02-2020), junto al castillo de Trujillo y mucho y es una especie menos arborea que la primera, por lo que probablemente haya pasado los días más fríos del invierno entre el pasto seco, bajo la copa de alguna encina u olivo que la proptegiera de las heladas. Una vez fuera de su refugio en un día de sol, nos vuelve a llamar la atención la gran capacidad de esta especie para mimetizarse con un entorno,imitando a la perfección el color verde de la hierba fresca surgida tras las últimas lluvias, como de los restos de pasto seco que ya empiezan a pudrirse de la humedad y toman un color grisaceo.